Poner como Administrador un usuario en Windows XP sin ser Administrador

Como todos sabemos, en Microsoft Windows XP es posible designar a los usuarios del equipo como Administradores o como usuarios Limitados, donde los primeros tienen control total del sistema, mientras que los segundos no pueden instalar algunos programas específicos o realizar modificaciones profundas en la configuración del sistema… Para poder cambiar el tipo de usuario, es decir pasarlo de Limitado a Administrador o viceversa, se necesita realizar esto desde un usuario Administrador (lo cual tiene sentido sino cualquier persona con una cuenta de tipo Limitada podría volverse Administrador), pero hay una manera un poco rebuscada de saltearse este requisito y modificar el tipo de usuario de Microsoft Windows XP sin tener los privilegios necesarios para hacerlo…

  • Control Userpasswords2 - 01Primero que nada nos vamos a “Inicio“, luego “Ejecutar” y escribimos “control userpasswords2” (sin las comillas) para luego presionar “Aceptar“… Se nos desplegará una nueva ventana titulada “Cuentas de usuario” donde tendremos una lista de los usuarios creados en el equipo en el cual estamos trabajando, y la posibilidad de agregar nuevos, quitar o modificar los existentes…
  • Control Userpasswords2 - 02Seleccionaremos el usuario que pretendamos modificar su tipo y presionaremos en “Propiedades“… Una nueva ventana se nos abrirá mostrándonos en primer lugar el nombre de usuario, el nombre completo y una descripción del mismo, pero tendremos que situarnos en la segunda pestaña titulada “Pertenencia a grupos” para cambiar el nivel del mismo… Los tres niveles importantes que hay que tener en cuenta antes de decidir por cual seleccionar son los siguientes:
    • Usuario estándar: es el clásico usuario limitado que le permite a la persona instalar algunos programas que no modifiquen los archivos del sistema operativo, es el usuario “Limitado” del cual Microsoft Windows XP habla en “Cuentas de usuario” dentro del “Panel de control“…
    • Usuario restringido: es un nivel más bajo que el anterior, ya que le permite a la persona hacer un uso “de oficina” de la computadora (como crear documentos y guardarlos), y no le permite instalar programas o realizar modificaciones en la configuración del sistema…
    • Administradores: son los usuarios con control total del sistema y ningún tipo de limitaciones (se encuentra dentro de la tercera opción titulada “Otros“)…
  • Una vez que decidamos el nivel a designar al usuario que estamos modificando, lo seleccionaremos y presionaremos en “Aceptar” en las dos ventanas que hemos abierto… Como estamos realizando una modificación en un usuario que se encuentra en ejecución, los cambios no se aplicarán hasta que cerremos dicha sesión y la volvamos a abrir, es por eso que cuando presionemos en el segundo “Aceptar” se nos desplegará una ventana que nos invitará a cerrar sesión, por lo que queda a elección de uno si hacerlo en dicho momento o en otra ocasión…

Con esto podemos modificar cualquier usuario, y es ideal tanto para hacerlos Administradores como para hacerlos Usuarios Restringidos si se trata de una computadora de uso público o masivo… Saludos…

Disponible la versión beta de Google Chrome para Linux

Aqui os dejo el email que me acaba de llegar de Google anunciando la salida de la version beta de Google Chrome para Linux

Hola a todos los usuarios de Linux:

Google Chrome ha lanzado una versión beta para Linux. Nos gustaría dar las gracias a todos los desarrolladores de Chromium y de WebKit que nos han ayudado a convertir Google Chrome en un navegador rápido y estable. A continuación incluimos algunos datos interesantes sobre el trabajo del equipo de Google Chrome:

60.000 líneas de código escritas para Linux
23 compilaciones de desarrolladores
2.713 bugs corregidos para Linux
12 colaboradores y editores de bugs externos para la base de código de Google Chrome para Linux y 48 colaboradores externos de código

Gracias por la espera. Esperamos que disfrutéis de Google Chrome.

El equipo de Google Chrome

http://www.google.com/chrome/intl/es/w00t.html

——–

(c) 2009 Google www.google.com 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain
View CA 94043 Estados Unidos de América

Usar Google Public DNS

Google se ha convertido ahora también en proveedor de DNS. Aseguran que usando sus servidores DNS se ganara en velocidad de navegación web (no se, eso habrá que probarlo). Los DNS es el mecanismo que se usa para traducir las direcciones IP a nombres de dominio. P.ej es mas facil recordar www.tusitioweb.com que una cadena numerica como 10.235.335.345.

Podemos usar Google Public DNS si editamos el fichero /etc/resolv.conf y editamos las lineas que existan actualmente de manera que queden asi (no olvides guardar una copia de las entradas anteriores, si posteriormente las necesitaras):

nameserver 8.8.8.8
nameserver 8.8.4.4

Como comentaba, No sé si darán mas velocidad navegando, pero al menos es fácil de recordar (8.8.8.8) si algún dia te quedas sin acceso y necesitas configurar rápidamente una entrada DNS en la máquina.

Mas informacion  en | Usando Google Public DNS (Google)

En defensa de los derechos fundamentales en Internet

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

  1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
  2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
  3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
  4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
  5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
  6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
  7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
  8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red, en España ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
  9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
  10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Este manifiesto, elaborado de forma conjunta por varios autores, es de todos y de ninguno. Se ha publicado en multitud de sitios web. Si estás de acuerdo y quieres sumarte a él, difúndelo por Internet.